Exposición individual de Daniel Martínez en Leun’un ArteHabitación.
Curaduría por Eliud Nava.

18 de octubre de 2017.
San Pedro Garza García, Nuevo León, México.

Texto curatorial
Bajo la perspectiva del pensamiento mágico-religioso, presente en la humanidad desde los inicios de ésta y que hoy en día aún nos acompaña, pasando por la metafísica, incluso pisando en movimientos artísticos de vanguardia como el suprematismo, la noción de una totalidad espiritual omnipresente y poderosa, que al concretarse crea los universos materiales existentes, el tiempo y el espacio, ha estado latente en el devenir de la historia; un todo que se fragmenta infinitamente, moldeando las realidades hasta su mínima expresión.
     Jugando con esta idea de la mónada fraccionaria, agregándole el imaginario propio de Daniel Martínez, el cual transita entre el Sci fi, el cómic y la geometría abstracta, Paisaje Específico propone una reflexión desde lo lúdico y fantasioso acerca de la posibilidad de realidades alternativas a la nuestra procedentes de un mismo principio creador.
     Siguiendo una narrativa visual precisa, las piezas que conforman esta exposición nos relatan cómo esta esencia primigenia se desdobla en naturaleza, para después conformar una civilización ficticia que la manipula y amolda en la construcción de su entorno; de paisajes desolados y amplios, se divisa de pronto estructuras y objetos que nos hablan de una inteligencia hacedora, hasta que se muestra evidente una posición de ese mundo concreto, perdiendo la mirada una vez más en el horizonte desierto pero ya conscientes de esa manifestación cultural. Así, disfrazado de juego, Daniel Martínez, en Paisaje Específico, nos comparte un poco de sus inquietudes filosóficas, manifestadas en atractivas imágenes de geométrica factura.