Exposición colectiva presentada en Centro Cultural Plaza Fátima.
San Pedro Garza García, Nuevo León, México.
Del 26 de enero al 16 de febrero de 2020.
En el marco de PREMACO MONTERREY 2020.

Artistas: Yasodari Sánchez, Malcom Vargas, Iván Manríquez, Juan Pablo Torres, Steven Wax, Maurilio Rojas, Karen Reyes, Gerardo Monsiváis, Daniel Pérez Ríos y Carlos Lara.

Texto curatorial
La Zona Metropolitana de Monterrey es considerada una de las más contaminadas no solo de México, sino de Latinoamérica. Diversos estudios a lo largo de la última década, han determinado que la calidad del aire en la región constantemente presenta índices alarmantes sobre la alta concentración de materia particulada (o PM por sus siglas en inglés) sumamente dañina para el ser humano. Esta materia que flota en el aire es una mezcla que proviene de distintas fuentes, como lo son los vehículos automotores, fábricas, actividades comerciales y de servicios, por mencionar aquellas principales; sin embargo, la contaminación del aire no es lo único alarmante, que si bien lo más urgente de resolver, el daño al ecosistema en su totalidad es lo que debe detenerse.
La presente exposición del trabajo creativo de una decena de artistas de la zona, busca provocar reacciones en el espectador que le lleven a cuestionarse acerca de su papel en la búsqueda de soluciones como integrante del cuerpo social, fortalecer la consciencia de lo que implica vivir en la cotidiana emergencia de una ciudad extremamente contaminada. No cabe duda que el habitante de la ciudad de Monterrey y su área metropolitana, cada vez más seguido se enfrenta a un paisaje gris y deprimente.
Diferentes conceptos y estéticas dialogan para la construcción de un mensaje directo y oportuno: reimaginar nuestro modo de vida, cesar la degradación no únicamente ecológica, sino social. Desde el humor, lo grotesco, siniestro, bello, entre otras categorías, el trabajo artístico aquí reunido, directa o indirectamente, habla de esta problemática regiomontana, que más allá de cualquier condición en la que se encuentren sus habitantes, es imperante poner el esfuerzo para solucionarla y revertir el daño que nos estamos ocasionando.